En este trayecto nos adentraremos en algunos mitos y leyendas existentes en la cultura ecuatoriana.
Trayecto: 007
Destino: Ecuador
Caso: Mitos y Leyendas

La Piedra Encantada

Esta leyenda cuenta que en el barrio obrero había una gran piedra, la cual impedía el paso a la parte de la ciudad considerada oscura y tenebrosa. Al parecer esta piedra poseía la capacidad de conceder todo tipo de deseos, ya fuera riquezas, amor, trabajo, incluso consumar venganzas. La piedra no hablaba con nadie y nadie escribía sobre ella.

Según la leyenda la piedra tenía memoria, almacenando todo en su interior. Además podía castigar a los niños que eran desobedientes con sus padres, los cuales utilizaban este mito con frecuencia con sus hijos para mantenerlos alejados de lugares peligrosos.

Los Gagones

Criatura de leyenda con forma de pequeño perrito faldero de color blanco. Dicho animal únicamente aparecía en casos de incesto, denunciando dicha situación, mediante fuertes gemidos los cuales imitaban al llanto de un recién nacido. Según cuentan si se atrapaba a un Gagón y se le pintaba la frente de negro con un carbón, las frentes de las personas que este animal había sorprendido también se le pintaban de negro.

El Cura sin Cabeza

Dicha leyenda cuenta que en el barrio de San Roque, vagaba el espectro de un cura sin cabeza, recorriendo las calles por la noche asustando a la gente que se encontraba a su paso, pero resulto ser nada mas que un vividor que acomodaba su atuendo por encima de su cabeza, cubriéndola por completo para que los vecinos asustados no le reconocieran mientras que visitaba a sus amantes en dicho barrio.

El Farol de la Viuda

Esta leyenda perteneciente al barrio de “El Vado”, cuenta la aparición durante las noches de una figura femenina con el rostro cubierto y supuestamente desfigurado paseando con un farol. Dicha mujer vivía en una casa abandonada del barrio y al igual que en la leyenda del cura sin cabeza, usaba este artilugio para aterrorizar a los curiosos mientras mantenía sus encuentros amorosos por las noches.

El Perro Encadenado

Según este mito este animal era la reencarnación de Satanás. Se trataba de un perro grande y veloz que Dios había dejado salir del infierno para castigar a los sacerdotes en sus andanzas amorosas. Este perro arrastraba por las calles de Cuenca una pesada cadena, la cual producía chispas al rozar con las piedras, inquietando a los habitantes durante las noches, ya que según la leyenda si se le escuchaba aullar es porque alguien iba a morir.

De esta leyenda existe un verso el cual dice:

"El Búho grazna, El Perro Aúlla, El indio Muere, Parece chazna, Pero sucede”

Las Brujas

Según el mito las madres de aquella época acudían a ellas para que les quitasen el miedo y la cobardía a los hijos varones que eran miedosos.

El verso que se recuerda de este mito dice:

“¿Crees en brujas Garay?

Pregunto el patrón al sirviente

No señor por que es pecado

Pero de que existen

Si las hay”.